Es imposible cambiar el diagnóstico de un cáncer de mama. Aunque lo que sí se puede es cambiar la forma de interpretar la vida para enfrentarse a una noticia como esa. Hacer cambios que aporten a tu estado físico y psíquico fortaleza para conseguir el bienestar y una buena calidad de vida después de un tratamiento de cáncer de mama.

Objetivos sanos:

Después de un tratamiento de cáncer de mama se suele hacer un parón para aprender a priorizar. Y entonces, aparecen miles de preguntas, ¿por qué a mi? ¿por qué ahora? ¿Qué he hecho? etc. Después de todas estas cuestiones es importante comenzar a ponerse pequeñas metas alcanzables. Por ejemplo, dejar de fumar o comenzar a hacer ejercicio o incluso valorar el tipo de alimentación que llevaba hasta ahora para introducir hábitos saludables.  Es importante marcarse objetivos alcanzables y plantearse actividades que generen satisfacción.

Una dieta saludable

El tratamiento muchas veces modifica el sentido del gusto. Hace que los alimentos tengan otros sabores y los que nos gustaban pierdan todo su atractivo.

Es importante que tengas en cuenta que esa sensación es temporal, acabará desapareciendo terminado el tratamiento. Y de nuevo volverá la normalidad. A veces dura algo más, pero finalmente desaparece. Busca otras opciones, otros sabores que se adapten más a tí. Investiga otros alimentos que puedan satisfacerte.

Descansar y moverse

Después de un tratamiento de cáncer de mama las personas experimentan una gran fatiga después de cada tratamiento. Y ese cansancio muchas veces se mantiene en el tiempo. Es un agotamiento específico que no se satisface con el descanso. Muchos estudios han demostrado que el ejercicio, adecuado a cada paciente, aporta más bienestar físico y emocional. De esta forma, un pequeño paseo puede suponer un gran aporte para conseguir una buena calidad de vida.

Es importante comunicarle a su médico su estado de agotamiento. Y plantearle una rutina de ejercicios para facilitar la recuperación y llevar mejor la carga que supone un tratamiento.

El ejercicio :

  • Aumentará la mejoría cardiovascular (corazón y circulación).
  • Junto con una buena dieta, te mantendrá en forma
  • Mantendrá ejercitados los músculos.
  • Aunque parezca contradictorio, reducirá ese cansancio inexplicable
  • Gracias a la liberación de endorfinas, serotonina y dopamina, reducirá los niveles de ansiedad y depresión
  • Te ayudará a sentirte mejor

Cuidar tu cuerpo y cuidar tu mente son esenciales.